Cómo cambiar la residencia fiscal para evitar pagar impuestos en España legalmente

Bienvenidos profesionales digitales que no temen romper las cadenas de la excesiva extracción fiscal en España y buscan dejar de pagar impuestos de forma legal en este mar de desinformación llamado internet. Como ya he hablado en artículos anteriores, crear una LLC en Estados Unidos es mas beneficioso para rentas con ganancias (Ingresos menos gastos) inferiores a los 200.000€ al año. Esto se debe a que, aunque nos ahorramos mucho dinero en cuota de Autónomos o desgravándonos gastos que en España no son desgravable, siempre tendremos que pagar pagar impuestos allí donde vivimos, como por ejemplo, el IRPF en el caso de España.

¿Pero que y si te dijera que existe otro tipo de impuestos en otros países? ¿O qué puedes vivir como un nómada digital si no vives mas de 183 días al año en ninguno de ellos? En este artículo vas a aprender a cambiar la residencia fiscal para no pagar los impuestos en España legalmente. Así que si te gusta viajar constantemente o no te importa mudarte a un país soleado como Panamá, siempre y cuando te ofrezca una manera legal de no pagar impuestos, estás leyendo el artículo adecuado.

Primero entendamos la regla de no permanecer 183 días en el país

En el ámbito tributario internacional, la regla de los 183 días es la norma utilizada para determinar en qué país una persona es considerada residente fiscal. Si una persona pasa más de 183 días en un año fiscal en un país, es considerada residente fiscal de ese país y, por lo tanto, está sujeta a pagar impuestos en ese lugar.

Por ejemplo, un ciudadano español que haya pasado más de 183 días en Chipre en un año fiscal, sin importar que tenga una empresa en Estonia, una LLC en Estados Unidos o una SL en España, esta obligado a declarar su residencia fiscal en Chipre ese año y, por tanto, estaría obligado a hacer si declaración de la renta allí.

Teniendo claro que si pasas 183 días o mas en un país, eres residente fiscal de ese país, tendremos dos vertientes o casos de uso para quien no quiere pagar impuestos en España, pero a la vez tampoco quiere ser perseguido por evasión de impuestos. Una vertiente es mas teórica, ya que se basa en un vacío legal y la otra es mucho mas práctica porque requiere moverse físicamente a un país con mejores condiciones para los dueños de una LLC en Estados Unidos, empecemos con la teórica, pero quédate hasta el final porque te detallaré mi propio plan.

Aunque no hay nada escrito en piedra, porque realmente es un vacío legal y una máxima en derecho dice que lo que no prohibido esta permitido, por lo que una persona que no vive mas de 183 días en ningún país, por definición, no es residente fiscal en ningún país. Por lo que si no te importa viajar constantemente, o de hecho ya lo haces, en teoría podrías elegir un país puente donde tener tu residencia fiscal solo para darte de baja en España, para luego darte de baja en ese País y dedicarte a viajar.

Luego tenemos mi opción preferida: la mas practica, porque aunque puedo trabajar desde donde quiera, me gusta la comodidad de mi casa. He trabajado desde casa desde que tengo 19 años y a veces puedo pasarme un mes entero sin pisar la calle. Por lo que aunque a un perfil como el mío no le compensa pagar impuestos en ningún sitio que no sea el mas bajo, tampoco le vale un plan que requiera de viajar constantemente porque prefiere mas tranquilidad, así que te contaré mi plan:

Siempre he tenido como objetivo que cuando ganase mas del dinero que me quiero permitir pagar a hacienda, simplemente me movería físicamente a un país con un sistema tributario territorial como Panamá. Estos países de los que te hablaré mas ampliamente en este artículo gozan de un 0% de impuestos sobre los ingresos que tengas desde el extranjero. Y al ser mi LLC una empresa extranjera cuyos clientes están 100% fuera del territorio Panameño, no tengo que pagar nada a Estados Unidos por la LLC ni nada a Panamá por vivir allí.

Aun así, sí, por ejemplo, quiero visitar a mis suegros en Navidad, pasar el verano en Valencia o disfrutar de la feria de Sevilla, puedo viajar a España o en cualquier parte del mundo, sin perder mi residencia fiscal panameña y sus beneficios, siempre que me cuide de no permanecer menos de 183 días en un año fiscal viviendo en Panamá. 

Ser un turista perpetuo y no pagar impuestos en ningún país de forma legal

Como ya te comentaba, esta es la forma que menos me gusta para pagar menos impuestos, no solo porque el solo pensar en la gracia de tenerme que trasladar constantemente de país me genera ansiedad, sino que me parece que todo lo que me ahorraría en impuestos lo quemaría en viajes. Evidentemente, existen tantos perfiles como personas, si tú tienes un perfil mas aventurero, quizá sientas la tentación, pero tal como te explicaba anteriormente, hacerlo de esta manera es mas teórico que practico y podrían llamarte a capítulo, donde tendrías un caso mucho mas pobre para defenderte.

¿Por qué lo comento y de primero? Porque sé que hay muchas páginas en internet donde lo venden como la panacea, sin explicar que aunque las leyes dicen literalmente eso, un juez puede hacer una reinterpretación de esa ley o podrían modificarla. Por lo que si hay alguna manera 100% segura de no pagar impuestos en ningún país, pasa 100% por tener una LLC en Estados Unidos y residir en un país con impuestos territoriales. De todas maneras y, ya que estamos, te explico lo que deberías hacer en teoría para para ser turista forever:

  1. Tener una LLC en Estados Unidos, que es una forma de sociedad que te permitirá trabajar sin ataduras a ningún país a la vez que pagas 0% de impuestos corporativos.
  2. Deberás elegir un país puente de baja tributación que no sea considerado un paraíso fiscal.
  3. Una vez hecho esto, deberás ir al consulado español del país elegido y solicitar la actualización de sus datos en el censo de residentes en el extranjero (darse de baja), aportando pruebas de tu nueva residencia.
  4. Una vez tengas la baja, puedes darte de baja también en ese nuevo país y dedicarte a viajar libremente cuidándote siempre de respetar la regla de los 183 días.
  5. Si lo haces, en teoría siempre serás turista en cualquiera de esos países y puedes trabajar de forma remota.

Sin querer sonar repetitivo, esta teoría quizá pueda servirte si vives viajando contantemente y no te importa saber que si sales elegido, pueden hacerte probar un caso que en mi opinión se sustenta muy poco. Yo prefiero mudarme y tenerlo mas seguro, declarar que pago mis impuestos en un lugar fijo como Panamá y digo “pago” porque solo pagaré impuestos por lo que genere en Panamá, si no tienes ningún cliente en Panamá, allí sí que no pagarías nada, es la magia de los estados con impuestos territoriales como Panamá.

Si estás pensando en cambiar de residencia conoce los países impuestos territoriales

Un país con sistema de impuestos territoriales es, en esencia, un hermoso lugar bastante liberal donde los impuestos se aplican en función de dónde se generen tus ingresos, es decir, que a diferencia de España, donde si nuestros ingresos vienen de nuestra LLC americana, igual tenemos que pagar aquí. En un país con un sistema de impuestos territoriales, ya no es que vamos a disfrutar de pocos impuestos o impuestos bajos, sino que teniendo nuestros ingresos desde una LLC en Estados Unidos, directamente no vamos a tener que pagar impuesto alguno.

Vamos, un auténtico paraíso para los viajeros perpetuos y para los mas sedentarios como yo, ya que si decides ir a vivir y establecer tu residencia fiscal allí, con que cumplas la regla de los 183 días anuales, puedes dedicarte a viajar por el mundo sin el temor de que te acusen de evasión fiscal. Ahora bien, para ello tienes que dar de baja tu residencia en la hacienda española y así dejarás de estar sujeto al impuesto sobre la renta de las personas físicas de España (esa bestia que intentamos domesticar).

Pero ten cuidado, hay que hacer las cosas bien. No va a bastar con cerrar nuestra cuenta bancaria en España y abrir una cuenta bancaria en tu nuevo país de residencia: tienes que demostrar que vives allí. Eso significa que no puedes pasar más de 183 días en España, te tendrás que dar de baja como residente y declarar por primera vez la renta en tu nueva residencia fiscal si has pasado esos 183 días mínimos residiendo allí.

Que no te engañen, puedes evitar pagar impuestos sin vivir en un paraíso fiscal

Seguramente estás harto de tributar en España, de dedicar una enorme porción de tus ingresos al fisco, dedicar 6 meses al año trabajando para llenar las arcas del estado. Así que si estás considerando darte de baja del censo de contribuyentes y dar un salto a la libertad financiera, existen numerosos países donde podemos establecer nuestra residencia fiscal legalmente sin pagar impuestos. Lo que tienes que tomar en consideración, es que por lo menos los primeros 5 años, no puedes mudar tu residencia a un paraíso fiscal para no tener inconvenientes con hacienda. La buena noticia es que existen decenas de países como Panamá que han evolucionado y ya no son considerados paraísos fiscales en España.

En este sentido, hay dos tipos de países que nos convienen: en los que directamente no tenemos pagar impuestos en ese país como personas físicas y los países en los que pagamos impuestos si y solo si los producimos allí, es decir, los impuestos territoriales de los que acabamos de hablar. No te preocupes si ves un listado con países que no conoces, recuerda que he filtrado para ti los mejores en este artículo, así que vamos a ello:

Estos son los países que no cobran impuestos a las personas físicas: Antigua y Barbuda, Bahamas, Brunei, Kuwait, Mónaco, Omán, Islas Pitcairn, Katar, Santa Barthélemy, Saint Kitts y Nevis, Emiratos Árabes Unidos, Wallis y Futuna y Sahara Occidental.

Y estos son los países con sistemas impositivos territoriales: Anguila, Islas Bermudas, Islas Vírgenes Británicas, Seychelles, Belgo, Bután, Georgia, Guatemala, Angola, Bolivia, Botswana, Costa Rica, República Democrática del Congo, Djibouti, Eswatini, Granada, Guinea-Bissau, Hong Kong, Líbano, Libia, Macao, Malawi, Islas Marshall, Micronesia, Namibia, Nauru, Nicaragua, Palau, Palestina, Panamá, Paraguay, Santa Helena, Ascensión y Tristán da Cunha, Singapur, Somalia, Siria, Tokelau, Tuvalu, Zambia.

Estos son otros países que teniendo las mismas características, debes evitar los primeros 5 años porque son considerados paraísos fiscales: Anguila, islas Bermudas, Islas Vírgenes Británicas, Seychelles, Bahrain, Islas Caimán, Islas Turcas y Caicos y Vanuatu.

Pasos para no pagar impuestos legalmente al cambiar de residencia fiscal

Ahora te voy a orientar en este apasionante camino, para, de manera legal, evitar impuestos a la hacienda Española. Para seguir este camino, no necesitas ser Indiana Jones, pero sí tener claros los pasos. ¡Empecemos!

  1. Selección del nuevo país de residencia: ante la decisión de salir de España, cambiar tu residencia fiscal y decir adiós a la hacienda Española, deberás escoger el país donde puedes no pagar impuestos o por lo menos impuestos más bajos. Para ser legal, por lo menos los primeros 5 años, este país debe contar con acuerdos de intercambio de información con España, te recomiendo leer este artículo donde hablo de las mejores opciones.
  2. Trámites consulares para ciudadanos españoles: si por ejemplo tienes un pasaporte español, deberás ir al consulado español de tu nuevo país de residencia y solicitar la actualización de tus datos en el censo de residentes en el extranjero, aportando pruebas de tu nueva residencia, ya que esto será una prueba muy importante que define la residencia fiscal.
  3. Trámites para personas sin nacionalidad española: si te vas de España, pero tienes residencia legal en el país, puedes darte de baja en el censo en la entidad correspondiente de tu nuevo país de residencia, presentando tu NIE y Pasaporte vigente.
  4. Notificación a Hacienda: deberás comunicar a la Agencia Tributaria Española tu cambio de residencia mediante el formulario modelo 030. Para ello, necesitarás obtener un certificado de residencia fiscal del nuevo país, lo cual implica por lo menos pasar 183 días viviendo en dicho país y realizar allí tu declaración de renta durante un año.
  5. Consideraciones sobre paraísos fiscales: si bien puede ser tentador cambiar a un país considerado paraíso fiscal, esta acción debe aplazarse hasta después de un mínimo de cinco años de haber finalizado tu vínculo con la Agencia Tributaria Española.
  6. Periodos de estancia en España: aunque ya no seas residente en España, no debe pasar más de 183 días al año allí si quieres evitar problemas con la Agencia Tributaria.
  7. Respaldo de información: mantén un registro de tu estancia en el extranjero. Respaldos como vuelos, alojamiento e incluso sellos de pasaporte pueden ser útiles si se requiere probar tu estancia fuera de España.
  8. Retorno a España: la decisión de vuelta a España y de retomar tu residencia fiscal debe planificarse. Se recomienda pasar por un país que cuente con acuerdos de intercambio de información con España en el año previo, donde deberás obtener un nuevo certificado de residencia fiscal, probando, una vez más, una estancia de al menos 183 días en dicho lugar.

Conclusión

Ya seas un autónomo, poseedor de una pequeña empresa o un ciudadano común que busca reducir a cero su carga fiscal, tienes a tu disposición diversas estrategias completamente legales para lograrlo. Recuerda, se vive mejor pagando menos impuestos, pero siempre dentro del marco de la ley. 

La decisión de cambiar tu residencia fiscal a un “país puente” o un país con impuestos territoriales se traducen en una importante optimización en tus impuestos, siempre y cuando cumplas todos los requisitos para ello, como residir al menos 183 días en dicho país y no en España.

Pero, ¡ojo! No se trata solo de disfrutar de los impuestos bajos y olvidarte de todo lo demás. Debes estar dispuesto a dar de baja tu residencia en España, cumplir la regla de los 183 días y contar con pruebas que respalden tu estancia en el extranjero.

Estoy seguro de que te pueden surgir un sinfín de dudas y preguntas complejas en torno a este tema, por eso te invito a que las compartas conmigo, así que no lo dudes y comparte todas tus inquietudes, reflexiones o incluso tus experiencias en la caja de comentarios. Recuerda que aprendemos más y mejor cuando lo hacemos juntos. ¡Te leo en la caja de comentarios!

Comentarios

non user icon
Compartir en mi feed para crear contenido

Desarrollado por el equipo de Pablo González